20 noviembre 2011

Renoir

Hay un cuadro de Renoir que me llama mucho la atención y precisamente no fue pintado por el. Fue pintado por Marie-Felix Hyppolite-Lucas en el año de su fallecimiento, 1919 y muestra un retrato del pintor con aspecto un tanto quijotesco, luciendo una barba blanca y puntiaguda, debajo de su nariz aguileña, tocado con un sombrero blanco y convenientemente abrigado.
Pero lo que destaca en el rostro de Renoir son los ojos. Unos ojos sumamente expresivos e intensos, como los que el mismo hacia resaltar en los retratos que pintaba.

Unos ojos que supieron captar las formas y llevarlas a los lienzos, pero sobre todo supieron gobernar la luz y traducirla a pinceladas. Unos ojos que ya estaban de vuelta casi de todo, pero que aún guardaban la agudeza y la energía que permitieron al pintor captar y plasmar lo que su genialidad creaba.

Y esto viene a cuento de que esta mañana hemos hecho una visita a CaixaForum, donde tiene lugar una exposición sobre Impresionismo, con la aportación de numerosas obras pertenecientes a la Fundación Clark.

No había solamente cuadros de Renoir, los había también de Monet, de Pisarro, de Sisley, Degas, Bonnard, etc. Pero yo he salido con la luz, con las figuras, con los paisajes de Renoir en mis retinas.

Esta fundación tiene sus raíces en las adquisiciones realizadas por un matrimonio de coleccionistas norteamericanos, Sterling y Francine Clark, que desde principios del siglo pasado iban comprando cuadros de pintores impresionistas. A su fallecimiento la fundación siguió ampliando su fondo de arte,  que reside en el museo de su nombre ubicado en Williamstown, EEUU.

Como ya he comentado otras veces, la belleza me conmueve y debo reconocer que la contemplación de las obras vistas esta mañana me ha conmovido. Si bien no soy precisamente un admirador de La Caixa como entidad financiera, no puedo por menos de dejar constancia de mi respeto por su gestión de estas exposiciones que divulgan las expresiones artísticas y las aproximan a la ciudadanía.

No será la única visita que haré a esta exposición.

No hay comentarios: