25 mayo 2012

Gamberrada estudiantil

Oyeeee, fíjate que esta ocurriendo ahí delante.

¿QUEEEE?

Hombre, no te pongas así, No te he dicho nada raro.

Es que aún estoy bajos los efectos de la conversación del otro día. Los trompeteos de los trompetistas aún me resuenan en los oídos.

¡Que exagerado que eres! Bueno mira que discusión acalorada tienen en aquel grupo, al más puro estilo de Buena Ley.

Ya, ¿Y de que hablan si puede saberse?

De la gamberrada que ocho estudiantes de un colegio de Tarragona le han gastado a un profesor, y que han materializado en su coche, en el que han  escupido, se han orinado y lo han rayado.

¿Y eso ha sido todo? Pues que lo pase por el túnel de lavado y ya está. ¿Para eso tanto jaleo?

Es que a los chavales los han castigado a no ir a la excursión de cuatro días que el colegio organiza  y como consecuencia de ello la madre de uno de ellos ha presentado una queja ante la Delegación de Enseñanza de Tarragona, que ha resuelto confirmar el castigo aplicado por el colegio, pese a que el Sindic de Greuges recomendaba quitárselo.

Pues yo creo que tanto la madre como el Sindic tienen razón ¿Pero que es eso? Van a discriminar a esos críos delante del resto de sus compañeros y eso es muy malo. Lo que han hecho, si es que está probado que fueron ellos, no es tan grave. ¿O es que tu cuando eras un chaval no habías hecho alguna gamberrada de ese tipo? Así se les está educando en un ambiente represivo que no beneficia en nada su desarrollo como personas. Vamos que hay muy poca correa y que mucha gente se molesta por nada. Vete a saber como es ese profesor, seguro que trata autoritaria mente a los alumnos y no les da oportunidades para desarrollar su personalidad.

¿En lo de desarrollar su personalidad entra que se meen en el coche del profesor? Lo siento pero no puedo estar de acuerdo contigo. A los jóvenes hay que educarlos y una forma de educarlos está en que sepan que si hacen cosas que no son correctas esto tiene consecuencias. Si no esto es jauja, aquí cada cual hace lo que quiere y evidentemente yo no voy a decir que todo el mundo sea igual, pero la excesiva permisividad puede llevar a situaciones difíciles. Ya se que me dirás que la cosa no tiene parangón, pero fíjate la noticia que también ha salido esta semana: un policía municipal muerto atropellado en Manresa por un joven que había robado un ciclomotor, iba drogado, conducía sin licencia y además tiene pendiente un juicio por un hecho idéntico que cometió años atrás, en aquella ocasión sin  resultado tan fatal.

Ves, esto es la demostración de que un sistema represivo no funciona, que lo que hay que hacer es tratar de reincorporar a la sociedad a quienes han cometido errores, pero nunca elegir el castigo como única vía.

Si, re-insertarlos como al asesino confeso de Sandra Palos. Tras verle en su salida de la cárcel, como se burlaba y hacia el signo de la victoria. ¿Tu crees que este chico se re-insertará?  ¿Y la sociedad? ¿Es que no importa para nada? ¿Quien defiende a las personas que han sido objeto de actos delictivos? A veces parece que estas personas no importan para nada.

Lo que pasa es que tu eres un intolerante. Con personas como tu y tu manera de pensar la sociedad no avanzará. ¿Donde está la formación humanista de la que tanto presumes?

¿Y que tendrá que ver una cosa con la otra? Es con tu manera de pensar con la que la sociedad no avanzará. La tolerancia mal entendida es lo que nos lleva a situaciones que comprometen el futuro. ¿O es que no lees u oyes las cada vez más preocupantes noticias de padres o abuelos maltratados por hijos o nietos?

Mira, no me rayes más, habría que ver como estos padres o abuelos han tratado y educado a quienes ahora presuntamente los maltratan. Vamos que tengo el coche en la calle de al lado y si quieres te dejo en casa.

Si ya lo veo. Oye, ¿tu coche no es ese al que le han quitado los tapacubos?

¿Qué? Hostia, es verdad...¡Hijos de la gran putaaaaa! ¿Pero será posible? Es que no hay respeto, ¿pero que coño hace este gobierno que no sabe proteger a los ciudadanos? ¡Si pillo a quien haya sido se va a enterar! Desgraciaaaaados.

Vale, vale.

3 comentarios:

marymariano dijo...

Es la realidad que vivimos, pero no estar de acuerdo es ser intolerante.

xatevexo dijo...

Es un tema siempre de actualidad y no es nuevo, todo lo contrario.
Creo que un sabio de la Grecia antigua ya se quejaba de lo mimso y se ve que no hay ninguna solución plausible. En la educación de los hijos influye no solo su propio carácter y el núcleo de la familia sino el resto de la compleja sociedad que nos rodea, y no es nada raro que los esfuerzos de los educadores se vean estrellados a menudo por la influencia negativa de dicho entorno social.
El primer fallo de tener hijos es que no vienen al mundo con el manual de instruciones, luego dicen que la Naturaleza es sabia, ¡y un cuerno!. Tienes dos hijos y tienes que enfrentarte a dos sistemas operativos diferentes, dos máquinas con los botones en el mismo sitio pero conectados internamente de otro modo. ¡Es para volverse loco!.
En el supuesto de que aciertes un poco y consigas mantenerlos a raya segun tu modo de entender la vida, dándoles esa educación que a ti te dieron, y que tan bien te funcionó, luego verás con desesperanza que el amigote o la amiguita de turno consiguen en dos semanas lo que tu no has logrado en 15 años: hacerse con el control del cachivache. Y ya no le reconoces, hace cosas que ni soñarías y por mas que pulsas teclas o apelas a San Judas ni con esas enderezas al animalito.
De ahi que muchas veces pensemos que somos débiles educando, que somos permisivos y blandotes, que les apartamos de los problemas con demasiada frecuencia y luego no sabrán enfrentarlos, que se lo damos todo a cambio de que no se nos enfaden. En realidad lo que pensamos es que somos culpables.

Podrá ser verdad, pero si en apariencia a Julita le das lo mismo que a Manolito ¿por que Manolito es un chico modelo y Julita salió un pendón verbenero?.

Nos quedará la esperanza de pensar que con el tiempo acabarán sentando cabeza y las hormonas se apaciguarán. En ese momento tal vez el inconsciente les regale y avive todos aquellos buenos consejos y enseñanzas y sobretodo buenos ejemplos, que tu les habias ido inculcando con tan poco resultado a corto plazo.
Verás asi que el esfuerzo y los disgusto han valido la pena y que todo era cuestión de paciencia y un ganchito.


¡enhorabuena por el post!.

xatevexo dijo...

Es un tema siempre de actualidad y no es nuevo, todo lo contrario.
Creo que un sabio de la Grecia antigua ya se quejaba de lo mimso y se ve que no hay ninguna solución plausible. En la educación de los hijos influye no solo su propio carácter y el núcleo de la familia sino el resto de la compleja sociedad que nos rodea, y no es nada raro que los esfuerzos de los educadores se vean estrellados a menudo por la influencia negativa de dicho entorno social.
El primer fallo de tener hijos es que no vienen al mundo con el manual de instruciones, luego dicen que la Naturaleza es sabia, ¡y un cuerno!. Tienes dos hijos y tienes que enfrentarte a dos sistemas operativos diferentes, dos máquinas con los botones en el mismo sitio pero conectados internamente de otro modo. ¡Es para volverse loco!.
En el supuesto de que aciertes un poco y consigas mantenerlos a raya segun tu modo de entender la vida, dándoles esa educación que a ti te dieron, y que tan bien te funcionó, luego verás con desesperanza que el amigote o la amiguita de turno consiguen en dos semanas lo que tu no has logrado en 15 años: hacerse con el control del cachivache. Y ya no le reconoces, hace cosas que ni soñarías y por mas que pulsas teclas o apelas a San Judas ni con esas enderezas al animalito.
De ahi que muchas veces pensemos que somos débiles educando, que somos permisivos y blandotes, que les apartamos de los problemas con demasiada frecuencia y luego no sabrán enfrentarlos, que se lo damos todo a cambio de que no se nos enfaden. En realidad lo que pensamos es que somos culpables.

Podrá ser verdad, pero si en apariencia a Julita le das lo mismo que a Manolito ¿por que Manolito es un chico modelo y Julita salió un pendón verbenero?.

Nos quedará la esperanza de pensar que con el tiempo acabarán sentando cabeza y las hormonas se apaciguarán. En ese momento tal vez el inconsciente les regale y avive todos aquellos buenos consejos y enseñanzas y sobretodo buenos ejemplos, que tu les habias ido inculcando con tan poco resultado a corto plazo.
Verás asi que el esfuerzo y los disgusto han valido la pena y que todo era cuestión de paciencia y un ganchito.


¡enhorabuena por el post!.