29 enero 2014

Los revolcones judiciales de los gobernantes


Arrojo. Arrojo es la palabra que se me ocurre para calificar el valor que tienen aquellos miembros del partido que ostenta el gobierno de España y que se manifiestan dando lecciones de cómo se deben de hacer las cosas y que tipo de moral debe de presidir los criterios de quienes no son de este partido.

A esta calificación llego yo tras leer los siguientes titulares que han aparecido muy recientemente en los periódicos:

- El consejo de Europa ve ilegal negar acceso sanitario a los sinpapeles.
- El TSJM rechaza la privatización de la sanidad en Madrid.
- El TSJCM ha condenado a la Junta de Castilla – La Mancha a readmitir a más de 400 interinos despedidos.

Y ello por no hablar de otras advertencias que han ido recibiendo, como lo de la cláusula suelo en las hipotecas, en materia de los desahucios galopantes o la resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre la doctrina Parot. Y en otros contextos,  temas donde han tenido que cambiar de propósitos, como el rechazo de los ciudadanos a imposiciones en materia de obras públicas, caso de Gamonal en Burgos, el fracaso de las autopistas de Madrid, las sospechas de malas actuaciones en la tramitación de expropiaciones para la línea férrea del AVE de Extremadura, etc. etc.  

Aparte de las constantes sombras de corrupción que se ciernen sobre muchos de los miembros de ese partido…si bien en esta materia no me olvido de que hay otros partidos con sospechas no resueltas e incluso confirmadas.

¿Es que no hacen nada bien, que instancias judiciales de todo tipo han de andar enmendándoles la plana?

Quizás debería cambiar mi valoración inicial de “arrojo”,  para pedirles a ver si pueden tener algo más de “sonrojo”.

1 comentario:

xatevexo dijo...

No te quejes, ya ves lo sonrojados y humildes que están en su conqueso digo congreso en este fin de semana. (mode ironic, of course).