06 septiembre 2013

¿La Unión Europea?

Avui fa vuitanta quatre anys que l’Aristide Briand, primer ministre  francès en aquell temps, va proposar  a l’Assemblea de la Societat de Nacions la creació dels Estats Units d’Europa. Per la tasca que havia fet en favor d’aquest propòsit li havien concedit el premi Nobel de la Pau el 1926, “ex-aequo” amb el seu homòleg alemany Gustav Streseman.


Es evident que a dia d’avui s’han fet avenços importants en la constitució de la UE, però, per que serà que em flaira que en realitat ningú a Europa està per la feina de constituir realment una entitat econòmica i política unitària?

                ---------------------------


Hoy hace ochenta y cuatro años que Aristide Briand, primer ministro francés a la sazón,  propuso a la Asamblea de la Sociedad de Naciones la creación de los Estados Unidos de Europa. Por la actividad que había realizado en favor de este propósito, le habían concedido en 1926 el Premio Nóbel de la Paz, “ex-aequo” con su homólogo alemán Gustav Streseman.


Es evidente que a día de hoy se han hecho avances importantes en la constitución de la UE, pero, ¿por qué será que me da la sensación que en realidad nadie en Europa está por la labor de constituir realmente una entidad económica y política unitaria?

2 comentarios:

xatevexo dijo...

Un buen recordatorio en un momento en el que los ideales si los hubo, al menos los fragiles Acuerdos de Locarno si tenian voluntad de pacificacion en una Europa convulsionada por los cambios habidos, hasta que aparecio Adolf y se lo cargó todo.
Lo que vino despues fue la crueldad maxima aplicada a las relaciones internacionales, la guerra, con una alocada Alemania sedienta de poder y territorios. Luego vuelta a los buenos deseos y a poner cada cosa en su sitio, mas o menos. Ahora con los militares de momento en sus cuarteles llevamos años construyendo una entelequia que denominan Union Europea. Desgraciadamente es la Europa de los mercaderes en vez de la Europa de los pueblos. Un pasaporte al desastre, una vez mas, seguramente.

xatevexo dijo...

Un buen recordatorio en un momento en el que los ideales si los hubo, al menos los fragiles Acuerdos de Locarno si tenian voluntad de pacificacion en una Europa convulsionada por los cambios habidos, hasta que aparecio Adolf y se lo cargó todo.
Lo que vino despues fue la crueldad maxima aplicada a las relaciones internacionales, la guerra, con una alocada Alemania sedienta de poder y territorios. Luego vuelta a los buenos deseos y a poner cada cosa en su sitio, mas o menos. Ahora con los militares de momento en sus cuarteles llevamos años construyendo una entelequia que denominan Union Europea. Desgraciadamente es la Europa de los mercaderes en vez de la Europa de los pueblos. Un pasaporte al desastre, una vez mas, seguramente.