13 septiembre 2013

De dictaduras y otras tomaduras de pelo

El 13 de Setiembre de 1923, o sea hace hoy 90 años, Miguel Primo de Rivera dió un golpe de estado, suspendió la constitución de 1876 y declaró una Dictadura con el beneplácito del Rey de España, de la Iglesia y de los sectores más conservadores del país.

Auque solo duró algo más de seis años, esta Dictadura estuvo adornada de todas las características esenciales de este tipo de gobiernos: prohibición de la libertad de prensa, preponderancia de los estamentos militares sobre los civiles (Primo de Rivera provenía de una familia con larga tradición militar), prohibición de las lenguas regionales en actos públicos, represión...Y lo peor además es que fué semilla de tristes acontecimientos que se vivieron en épocas posteriores

En fin, todo aquello que la amplia mayoría en una sociedad democrática rechaza, pero a lo que algunos nostálgicos están empeñados en hacernos volver. Como los que anteayer irrumpieron en la librería Blaquerna de Madrid.

1 comentario:

Francesc dijo...

Estas ben documentat.