24 agosto 2013

Gibraltar

¡Que pereza!

Se hace difícil esto de ponerse a escribir, buscando como fuente de inspiración las noticias de los periódicos.

Le da a uno pereza examinar y debatir los sesudos análisis que hacen los políticos, los tertulianos, los comentaristas, los escritores de blogs, los vociferantes en foros, aquellos que saben de todo, etc. ¡Sesudos análisis de contenido proporcionalmente predecible según la orientación del medio a través del que se difunden!

Las posiciones sobre los temas son cada vez más radicalmente opuestas y manifestadas con vehemencia, incluso aquellas que intentan defender asuntos de naturaleza justa. Parece que los humanos solo seamos capaces de dilucidar nuestras diferencias en un escenario de gritos, descalificaciones e insultos.

Por ejemplo en el tema de Gibraltar. El conflicto se observa con miradas llenas de despropósitos.

Los unos atacan al Gobierno español con peregrinas afirmaciones, apoyando a los británicos y a los gibraltareños.

Otros lo defienden con otras aseveraciones aún más fuera de contexto, invocando el españolismo cañí.

Algunos confunden la gimnasia con la magnesia y encuentran puntos de alineación con los habitantes de un lugar que – por favor no nos olvidemos de ello – supuso, una vez más, que las grandes potencias satisfechas ya sus apetencias y resueltos sus problemas político – comerciales, firmasen pomposos tratados y dejasen a los habitantes de la tierra de los que confunden, más colgados que un salchichón, como decimos por estos pagos.

El propio Gobierno utiliza el tema para tratar de distraer la atención sobre vergüenzas puestas demasiado en evidencia y que el olvido estival parece que no logra atenuar del todo.

Y aún parece que puede haber personas vinculadas al Gobierno con intereses en empresas ubicadas en el propio Gibraltar.

Yo de simpatía hacia los gibraltareños, ninguna. Los veo unos oportunistas descarados, aparte de responsables de otras cosas que parece que ocurren allí. Tampoco la tengo hacia un partido en el Gobierno que ha engañado también descaradamente a los habitantes del país, con sus corrupciones, con sus incumplimientos y con la jeta que le echan.  

Creo que la postura adecuada es la de examinar las cosas desde lejos, objetivamente y sin tomar partido y más si este posicionamiento se justifica simplemente por estar en contra de los otros. Tampoco hay que olvidar que todo esto y muchas otras cosas vienen de lejos.

De cuando los reyes o aquellos que se consideraban reyes, eran dueños y señores de vidas y haciendas. De aquellos que conformaban una institución, la monarquía, hoy en día absolutamente inútil en todos los países de la tierra. ¿Os habéis dado cuenta de que la mayor parte de conflictos ocurridos hasta el primer cuarto del siglo XX han sido provocados como consecuencia de dirimirse cuestiones relacionadas con las monarquías, o bien para emanciparse de ellas?

Las guerras de sucesión en varios países, las guerras sudamericanas, las guerras napoleónicas, las carlistas, la guerra austro -húngara… ¡Que hartazgo!

Por ello, no se si Catalunya alcanzará alguna vez la independencia, si habrá cambio de gobierno en España o si finalmente Europa nos llamará al orden y propondrá otras formas de gobierno más, digamos “europeas”. Pero en cualquier  caso,  lo que si espero, confío y deseo es que sea a nivel europeo, español o catalán, la forma definitiva de gobierno sea la República.


23 agosto 2013

Espai Thyssen a Sant Feliu de Guixols

Si veieu un anunci com el de la foto, que penseu? Donç que es una exposició de quadres d’en Sisley, d’en Kandinsky i d’en Hopper, no? Precisament d’en Hopper es va fer una monogràfica a la Thyssen de Madrid el passat Setembre, que lamentablement no vaig poguer visitar. 
I vas passant per sales, veient quadres diversos, figuratius, impressionistes, abstractes, alguns de notables, no hi ha que menysprear.
I de cop et trobes amb un Sisley. Guaita, això deu de ser l’aperitiu. Mes endavant  veus un Hopper, que haig de confessar que no recordava, el “Marta Mcqueen”. I finalment un Kandinsky, un format mitja. I això es tot.
Ens trobem a la darrera sala, davant de la sortida i li preguntem a la vigilant, “escolti i els Sisley, els Kandinsky, els Hopper?” “Ja els han vist” “Nomes un quadre per cadascun?” “Això es tot”. I et queda un regust de que t’han pres el pel...!


Si veis un anuncio como el de la foto que pensáis? Pues que se trata de una exposición de cuadros de Sisley, de Kandinsky y de Hopper, ¿no? Precisamente de Hopper se hizo una monográfica en la Thyssen de Madrid el pasado setiembre, que lamentablemente no pude visitar. 
Y vas pasando por salas, viendo cuadros diversos, figurativos, impresionistas, abstractos, algunos notables, no hay que menospreciar. 
Y de pronto te encuentras con un Sisley. Anda, esto debe de ser el aperitivo.  Más adelante ves un Hopper, que he de confesar que no recordaba, el “Marta moqueen”. Y finalmente un Kandinsky, en formato mediano. Y eso es todo. 
Nos encontramos en la última sala, delante de la salida y le preguntamos a la vigilante, “oiga ¿y los Sisley, los Kandinsky, los Hopper?” “Ya los han visto” “¿Solo un cuadro de cada uno?”. “Eso es todo”. ¡Y te queda una sensación de que te han tomado el pelo…!