24 mayo 2012

Un pais de chi-chi y na-bo

Hace un tiempo publiqué en Facebook la fotografía de un chino riendo, con la frase:

¡¡Que para salir de la crisis no habrá más remedio que trabajar como chinos!!



Y hoy la contra de La Vanguardia publica una entrevista a un empresario chino, Don Pin, un "self-made man" de 32 años que llego a España en 1998 y dice tener ya un grupo de empresas en este pais que factura más de cincuenta millones de euros al año y que tiene planes para hacer la competencia a Zara y crear el Corte Chino. El título de la entrevista ya es todo un reto: "Los chinos trabajamos"

Lo que me molesta de las manifestaciones de Don Pin es la prepotencia con que se manifiesta, las lecciones que pretende darnos y lamentablemente puede que en algunas cosas tenga razón, como la pérdida de valoración del esfuerzo, la falta de recursos, la excesiva confianza en que te lo tienen que resolver todo...

Pero lo que preconiza no es ningún paisaje idilico. Habla de pura explotación y reconoce que la calidad de los productos no es lo más importante. ¿O es que no hemos oido de talleres donde sus compatriotas estaban atados a las máquinas de coser horas y horas e incluso dormian en un jergon al lado? ¿O es que no hemos comprado algún utensilio que se ha estropeado a las dos veces de usarlos? y encima se queja de que aquí no se les permite tener abierto las 24 horas y los festivos.

Y ya lo que me duele es que este pais parece haber perdido cualquier sentido común. Esta mañana en una entrevista radiofónica he oido que en China no se admite que un español pueda abrir por si solo un negocio; tiene que asociarse con alguien de alli. Requisito que no es obligatorio aqui para los ciudadanos chinos. ¿No creeis que debería haber reciprocidad?

Por no hablar de medidas proteccionistas, que creo deberian ser contempladas. No solo para evitar importaciones masivas de productos a precios reventados, que hunden a empresas de aquí, las cuales deben de pagar religiosamente unos costes de seguridad social e impuestos que no gravan en la misma medida a los productos fabricados en China, sino también para evitar la importación masiva de productos de escasa calidad que seguramente no pasarían en su mayor parte los controles a los que se obliga a las empresas de aquí.

Al fin y al cabo, cuando al gobierno le han tocado la fibra con lo de Repsol en Argentina, bien que han reaccionado impidiendo la importación de bio-diesel. Y eso que ahí lo que se estaba defendiendo no era un interés primordial de los ciudadanos españoles, sino más bien de los accionistas de una empresa privada.

¿No es verdad Sres. politicos que mientras Vds. estan hablando continuamente desde hace cientos de años, de galgos o podencos, hay otros que nos van pasando la mano por la cara? ¿No es verdad Sres. politicos que saben perfectamente que la mayoria de los ciudadanos piensa que estas cosas no deberían de suceder y esperan que Vds. tomen decisiones para evitarlo, pero a Vds. les da lo mismo porqué estan ocupados continuamente en encontrar la manera de no estar de acuerdo con los demás? Y si no lo saben, aún es peor.

¿O es que ahora tenemos miedo de que China no nos compre deuda? Hoy Mariano Rajoy ha firmado un acuerdo con  el presidente de la Asamblea Popular China, para impulsar negocios bidireccionales. Entre ellos, que la empresa ZTE se convierta en el único proveedor de equipos de control visual para Telefónica. Yo me pregunto, ¿cuantas empresas españolas del sector visual no estarían en condiciones de hacer este suministro?

Esto sería un no parar, porqué continuamente le vienen a la cabeza de uno referencias de dislates, como por ejemplo lo de los uniformes del equipo olimpico español, encima de feos, hechos por una empresa rusa. En España no hay diseñadores ni fabricantes de vestidos, claro.

¡¡Y ENCIMA SEGUIMOS GASTANDONOS UNA PASTA GANSA EN PARTICIPAR EN UNA MIERDA DE CONCURSO LLAMADO EUROVISION!!






No hay comentarios: