07 diciembre 2010

La crisis, el Gobierno y Segador

- ¡Heyyyy!, hola, hola… (Nada, ni caso. ¿Se habrá quedado ya definitivamente en el limbo de los disecados?)   ¡Segador! ¡Segadooooooor!

Lentamente el enorme cabezón de toro colgado de la pared se inclina,  entorna los ojos y me mira desde la altura - . ¿Qué coño quieres catalán?

- Hoooooombre, sigues ahí.  Que como la última vez que estuve por aquí te dije que pasaría otro dia a verte, pues aquí estoy.¿Qué tal, como estás?

- ¡Bah! Aquí, olvidado. Ya no viene a verme ni el Juliana. Ya nadie viene a preguntar nada a este pobre oráculo en desgracia.

- ¿Desgracia? ¿Por qué? Que yo sepa afinabas bastante en tus análisis políticos y algunos te tenían muy en cuenta.


- Pues eso ha pasado a la historia. Y mira que hay temas, que si la sentencia del Estatut, que si las elecciones catalanas, que si los líos saharauis y marroquíes, que si la huelga general y los sindicatos felices, que si las políticas de donde dije digo y por encima de mi cadáver, digo Diego y a cambiar el gobierno, que si el Barça – Madrid, que si los controladores aéreos…. ¡buenoooo! Ya no me pregunta nadie nada, ni siquiera si aguantará el gobierno la legislatura y mira que de eso me gustaría hablar.


- ¿Ah, siii?, cuenta, cuenta.


- ¿Tu qué crees? Zapatero está tocado, pero el no quiere enterarse. Ha llegado un punto en el que tiene una contestación feroz por parte de la ciudadanía y ahora no es únicamente la de derechas, sino una amplia muestra que abarca todos los colores políticos. Fíjate el trabajo que tuvieron los sindicatos para que no se les fueran de las manos las manifestaciones en la huelga general del 29-S, donde se pedía a voz en grito su dimisión. El gobierno se aguanta a base de pactar como sea y con quien sea, dejándose en estos pactos jirones a base de traspasos conseguidos por partidos ávidos, como el PNV, a quien en el fondo le importan tres pepinos los presupuestos del estado, porqué los vascos ya tienen su concierto económico.


- Bueno, pero lo cierto es que hay muestras de recuperación, según parece y que la situación no es tan mala como se auguraba…


- ¿Pero que dices? ¿Tú vives aquí? En Alemania quizás, pero ¿aquí? Este país está muy mal montado. Por muchas razones históricas y consustánciales a sus habitantes y a sus dirigentes. Aquello de “¿Qué hay de lo mío?” está a la orden del día y no hay un sentido de estado. Solo hay que ver su estructura y la organización política y económica. Aquí cada región, cada ciudad, cada pueblo, cada barrio, quieren tener los mismos servicios y ser el reflejo a su escala del estado, sin importar si ello es practicable o no. Mira si no, a título de ejemplo, los aeropuertos de Ciudad Real o de Lérida o de Huesca, o de León. ¿Son viables económicamente? ¿O han sido implantados como resultado de la ambición y las maniobras de determinados gobernantes? ¿No sería mejor que en vez de invertir en esos aeropuertos, que acabarán dando pérdidas tremendas, los recursos económicos que han requerido se destinasen a reforzar la sanidad o la educación, que está dando síntomas de graves problemas y que inevitablemente recaerán en los ciudadanos? ¿No sería más oportuno destinar recursos económicos a mejorar las comunicaciones terrestres y que el acceso desde cualquier punto a algunos aeropuertos, bien dimensionados y dotados tecnológicamente, fuese más asequible?


Pero claro, tenemos unas administraciones multiplicadas y llenas de funcionarios. ¿A que viene a estas alturas mantener las Diputaciones? ¿O como en vuestra autonomía, los consejos comarcales o ahora ya el empecinamiento de volver atrás, hacia el pasado, con la reinstauración de las “veguerias”, organización administrativa de la Edad Media. Y todo eso porqué el Gobierno no sabe, no tiene autoridad y encima mira hacia los lugares inadecuados, todo ello en aras de mantenerse en el poder. De ahí sus políticas de componendas y compromisos puntuales para salir del paso e intentar que no se le marchen los votos.


- Paraaaaa, para el carro. En Catalunya la organización territorial está bien concebida. Bueno, quizás lo de las veguerias no sea muy necesario, pero la administración es eficaz y se responde con los intereses de los ciudadanos. Y lo de componendas y compromisos, no te olvides que todos lo hacen.


- Anda este. Por eso los ciudadanos en las recientes elecciones han apoyado la permanencia del tripartito. Esa ha sido una muestra de rechazo hacia una manera de gobernar que no ha satisfecho. Y ahora los políticos andan buscando las explicaciones que más convienen a su ego, que si no han sabido transmitir a los ciudadanos la labor realizada, que si la culpa ha sido de los otros partidos del tripartito… ¡Pero si todo es más sencillo que esto! O más complicado. Pero que lo han hecho mal... ¡Seguro!


De lo que yo no estoy seguro a estas alturas es si el nuevo gobierno en vuestra Catalunya será capaz de cambiar la situación a mejor. Porqué no hay que olvidar que muchos de los motivos que han conducido a la situación de crisis actual son ajenos al país en sí y eso no cambiará por voluntad de los gobernantes de aquí. Por lo menos de un día para otro. Lo que tendría que hacer Zapatero…bueno, para mañana te digo más, que estoy cansado.


- Vale, vale, no te invito a una caña porqué no te gusta la cerveza y además no puedes bajar de ahí. Pero date por invitado….

- Andaaaa…si es que no pareces catalán, coño.









No hay comentarios: