24 noviembre 2008

Que, ¿qué dicen que van a arreglar?


-¡Hola Manuel! ¿Qué tal, como va? Acércate hombre y siéntate aquí, que se está bien con este sol.

Manuel, que andaba metido en sus meditaciones, se paró al oír su nombre. En sus paseos matutinos no solía encontrarse con nadie conocido, pero esta vez la voz le sonaba familiar. Busco entre la gente que estaba sentada en los bancos de la plaza y divisó a su vecino Mario, que estaba en uno de ellos.

-Hola Mario ¿Qué tal tu? ¿Qué haces aquí a estas horas? Te hacía en el trabajo.

-¡Trabajo!...Se ha acabado Manuel. ¿Recuerdas que te dije que la cosa pintaba mal? Pues ya ha llegado. El viernes me dieron la carta. Eso si, con muy buenas palabras, que si la crisis, que si no hay pasta, que nadie compra un piso. Me ofrecieron llegar a un acuerdo, claro que por mucho menos de lo que me tocaría. Dos años de paro y luego ya veremos.

-Pues lo tienes jodido, con la que está cayendo.

-Mira, me he tomado una semana de respiro para recuperarme de la tensión de los últimos días. Además, he de resolver algunas cosas, los papeles del paro, ver si puedo vender el apartamento… Después ya veré, aunque con 55 años no se que es lo que podré hacer.

-¿Y tu mujer que dice?

-¿Qué quieres que diga? Ya sabes que a ella le tocó lo mismo hace un año, con el agravante de que como trabajaba de dependienta en la tienda de una amiga, que tuvo que cerrar, ni cotizaciones, ni paro, ni nada. Solo le dio dos duros a título de indemnización y las gracias.

Y menos mal que ya no tenemos hipoteca pendiente. Yo tiemblo pensando en que lo mismo le pueda ocurrir a alguno de nuestros hijos, embarcados como están a un montón de años.

-Pues si que estáis bien. Y encima tener que oír lo pobrecitos que son los bancos, las inmobiliarias y las grandes compañías de automóviles, que necesitan que los gobiernos les aporten dinero, con el chantaje de que si no deberán de despedir a más empleados. ¿Has oído lo que han resuelto los de ese grupo G nosecuantos (más añadidos) que ha reunido Bush en Washington?

-Ah, ¿pero han resuelto algo? Yo creía que se habían reunido para cenar y hacerse una foto, muy sonrientes. De medidas concretas poco se sabe, claro que supongo que no debe de ser fácil, pero yo creía que a estas reuniones se iba para trabajar más seriamente. Eso sí, el menú de la cena se ha conocido minuciosamente.

De todas maneras eso ya se presumía. En una encuesta realizada por un periódico antes de dicha reunión, a la pregunta de “¿Cree que las conclusiones de la cumbre de Washington servirán para superar la crisis?”, el 85% de los encuestados contestó que no. Es curioso también a la vista de que días antes, en similar encuesta cuya pregunta era “¿Debe estar España en la cumbre financiera?”, el 84% de los encuestados contestó que sí.

-Pues por eso. Bueno, antes de la reunión se hablaba mucho de lo de refundar el capitalismo, pero desde que Bush dijo que de eso nada, el tema parece muerto. Ahora hay un montón de personas releyendo a Marx y soltando frases más o menos rimbombantes sobre la situación. Sin ir más lejos ayer Enric Juliana mencionaba en “La Vanguardia” una frase del filósofo:

“La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos”

No se que tiene que ver exactamente con la compra de una parte de Repsol por los rusos de Lukoil, cuya relación Juliana pretende, pero el columnista la utiliza para evocar un determinado marco político y económico de cuando la guerra civil. Volviendo a la crisis ¿Tu donde crees que se ha ido el dinero?

-El dinero no se ha ido. Yo tengo dos teorías sobre eso:

Puede ser que el dinero nunca haya existido y los especuladores se han dedicado a tejemanejes financieros sobre capitales ficticios. Cuando las entidades se han ido quedando sin posibilidades de seguir financiando estas especulaciones, el castillo de naipes se ha derrumbado y el dinero no ha aflorado, porqué nunca ha existido, o bien,

El dinero existe y está escondido, esperando el momento propicio para que los especuladores utilicen ese dinero para comprar a la baja y generar pingües beneficios. No lo se, yo no soy ni mucho menos un experto y por lo que veo ni los que presumen de serlo saben muy bien de que va todo esto.

-Mira, yo creo que esto no tiene solución. Seguramente se atemperará, se tratará de un ciclo malo al que seguirá otro mejor, pero en el fondo en el fondo, los de siempre seguirán manejando los hilos para obtener sus beneficios. Leía hace unos días que EEUU destinará en los próximos 6 años la cantidad de 60.000 millones de dólares a su sistema de antimisiles balísticos. Eso en el país más poderoso del planeta, donde se da la paradoja de que tiene bolsas de pobreza enormes y un nivel social de asistencia sanitaria bajísimo. Y eso se hace con el dinero de los ciudadanos recaudado vía impuestos. ¿No sería mejor destinar ese dinero a subvenir lo que realmente desea la gente?: más garantías de salud, más garantías de trabajo, más ayudas a la formación y a la investigación, más facilidades de acceso a una vida digna… Ya se, ya se que EEUU dedica grandes sumas de dinero para atender necesidades sociales de países en el tercer mundo y para la investigación médica, pero, teniendo en cuenta su propia situación, ¿no sería mejor que las que dedica a armamento las destinase también a temas sociales? ¿No sería mejor que en lugar de utilizar su poderío para entrometerse en otros países, se dedicase a resolver los problemas que tiene dentro de sus propias fronteras? Creo que una buena muestra del descontento de los propios norteamericanos sobre quienes les gobiernan ha sido la elección de Obama como presidente.

- Esta claro que los gobiernos se mueven por intereses completamente ajenos a lo que de verdad quieren sus gobernados. Fíjate si no en la polémica que ha surgido aquí sobre las centrales nucleares. El PSOE incluía en su programa electoral la desmantelación progresiva de las centrales nucleares en España, pero era curioso oír esta semana pasada a la Presidenta del Foro Nuclear afirmar por la radio – en Protagonistas - que los partidos no están obligados a cumplir sus programas electorales, refiriéndose a que aunque lo prometieran, puesto que no hay elementos para afirmar que son peligrosas dichas centrales nucleares, no hay porqué cumplir con tal promesa electoral. ¿Qué pensaran ahora quienes les votaron precisamente por considerar importante ese compromiso electoral?

-Oye ¿y que pasa entonces con todos los incidentes registrados? ¿No son ciertos? El País en julio pasado informaba de que cuatro de las ocho centrales de España había tenido cuatro percances en menos de 72 horas. Me acuerdo porqué la noticia me impactó y porqué en esos días estábamos en el apartamento, que como sabes lo tenemos en Cambrils, cerca de la central nuclear de Vandellos y la verdad es que me dio repelús.

-Los gobernantes se mantienen en sus objetivos y con tal de parapetarse en el poder practican aquello de “sostenella” y no “enmendalla”, salvo en lo que no favorece a sus intereses. Mira que está ocurriendo también con el gobierno de aquí, en Cataluña. A fin de que Carod no toque las narices, le dejan hacer lo que le da la gana, dando subvenciones cuya necesidad no se acaba de entender, nombrando a quien le parece, abriendo oficinas de representación en el extranjero de dudosa utilidad , como no sea para colocar allí a algún conocido y en definitiva gastando alegremente el dinero de los ciudadanos en aquello que menos necesitan estos. Demuestran muy poca sensibilidad hacia los problemas reales y si no es de recibo que hagan estas cosas en tiempos más normales, ahora que hay crisis galopante, mucho menos. En definitiva, que seguramente viven en otra galaxia. Y mientras tanto, tu en el paro…

-Bueno, como se suele decir, la esperanza es lo último que se pierde. ¿Hace una cañita de regreso a casa? La semana próxima ya lloraré.

- Hace.

*Fotografía: edificaciones en construcción por Martinsa - Fadesa. Barcelona

No hay comentarios: