20 octubre 2008

La Pili

Estimada Pili,


Muchas veces te había visto en el puente aéreo. Paseando por la antesala de la puerta de embarque, con una sonrisa maliciosa y abstraída probablemente en tus pensamientos sobre los temas políticos y sociales que son objetivo de tus actividades periodísticas y mediáticas.


Debo reconocer que no tenía una gran opinión sobre ti. Quizás influido por ciertas noticias habidas en el pasado con respecto de alguna conducta tuya peculiar, o por tu participación en algunos programas conducidos por gente orientada más bien hacia el negocio del escándalo, carente de objetividad y centrados en el morbo y en la especulación periodística.


No obstante últimamente leo con interés tus artículos de “La Vanguardia” y encuentro generalmente acertadas tus valoraciones sobre las cosas que pasan, poniendo de relieve las contradicciones del sistema político, social y económico en que estamos viviendo.


Cierto es que tendemos a encontrar ponderación y equilibrio en aquellos pronunciamientos que se aproximan a nuestra manera de pensar o de conducirnos. También se que es contraproducente decir aquello de “yo ya lo había dicho”.


¡Pero coño! Uno se siente reconfortado sabiendo que quizás no es el único en valorar las cosas de determinada manera, aunque muchas veces pueda incurrir en aquello de ser políticamente incorrecto.


Creo en definitiva que seguramente hay muchas personas que coinciden con esta clase de apreciaciones, pero que muchas veces no se atreven a expresarlas en según que ámbitos, por la posibilidad de ser tachados de xenófobos, de negativos, de plastas, de no progresistas.


Como muestra de lo afinada que veo últimamente a Pilar Rahola, dos botones:


Artículo del 14/10/2008, “¿Dónde está el Sr. Esteve?”, en el cual pone a parir a los ejecutivos de empresas que después de haber llevado a tales empresas a la desastrosa situación financiera que ha emergido días atrás, se van a celebrarlo con grandes y costosas (despilfarradoras) reuniones – caso AIG o Fortis. Siempre he pensado que en el mundo empresarial del liberalismo económico son más peligrosos los ejecutivos que los propios dueños de las empresas.


Artículo del 19/10/2008, “Tu papa es el pizzero”, con sabrosos comentarios sobre las nuevas y progresistas leyes con que nos amenazan los cuerpos legislativos que tenemos y que seguramente no nos merecemos y la ingerencia que supone legislar sobre aspectos que deberían de quedar exclusivamente en el ámbito de la relación familiar. ¿o es que lo más importante para la sociedad en estos momentos, (por ejemplo) lo que demandan los ciudadanos, es que los niños adoptados conozcan obligatoriamente a partir de los doce años, que lo son? Me pregunto como llegan estos legisladores a evaluar la necesidad de la introducción de este tipo de leyes.


Sigue así Pili.

19 octubre 2008

La crisis

Noticia publicada en sección económica de un periódico nacional el 14/10/2008 y comentario a pie de página:

"las ciudadanas islandesas Srta...y Srta...,que atraviesan graves dificultades a causa de la crisis que atraviesa su país".

Pues vistas las sonrisas, la crisis económica no parecen entristecerlas mucho.

AKERRETA


Cuando hace unos días me despedí de Joxemari, el propietario del Hotel Rural Akerreta (Navarra) donde nos habiamos alojado, me preguntó que qué me había parecido la estancia del fin de semana. Cuando le manifesté que me había parecido francamente bien, me solicitó que insertase este parecer en la página de Top Rural, donde se recogen las impresiones de viajeros que se hayan alojado en los establecimientos hoteleros o rurales publicitados a través de esta página web.

Aunque yo no había hecho la reserva a través de dicha página, sinó directamente, le dije que lo haría en vistas de la buena impresión que nos había causado la estancia allí.

Pero cuando entré en la página de Top Rural, averigüe que para insertar la opinión solicitada tenía que darme de alta en la misma, trasladando información personal (eso si sujeta a la Ley de Protección de Datos). Que la inserción suponía aceptar las condiciones impuestas por la empresa en cuestión, lo que significaba hacer dejación de derechos sobre imágenes o textos insertados.

En fin, que como no quería hacer tales dejaciones, incluso para una cosa tan poco importante como esa, me tenía que plantear la alternativa de no poner nada. Pero por otra parte, se lo había prometido a Joxemari. Así que decidí insertar el comentario en mi blog, esperando que ello sirva en la medida de lo posible:

"ACOGEDOR

Cuando el grupo de amigos que nos reunimos anualmente (desde hace muchos años y cada vez en un lugar distinto del país), delegaron en tres de nosotros la prospección a fin de localizar el alojamiento para la reunión de este año, nos planteamos los siguientes objetivos:

1 - Obtener un nivel de calidad y economía interesantes, que tal como se están poniendo las cosas parece que es un objetivo más que aconsejable y

2 - Que constituya para nosotros un espacio donde podamos sentirnos cómodos, un poco a nuestra medida y que esté dotado de ámbitos de encuentro acogedores, a la ves que esté inmerso en un entorno agradable y relajante.

(literal extraído del programa habilitado para esta reunión)


Estos objetivos los pudimos alcanzar en el Hotel Akerreta. Acogedor por la decoración y la atmósfera conseguida con la misma, que dotan a las instalaciones de una comodidad apreciable. Acogedor por la disposición de Joxemari en su acogida, para ofrecernos solución a todos los problemas derivados del alojamiento y proporcionarnos interesantes orientaciones sobre lugares a visitar y donde comer. Acogedor por el magnífico entorno natural donde está ubicado el hotel, al lado mismo del camino de Santiago.


Sentarnos a la puerta y contemplar el paso de los peregrinos, mientras un suave sol otoñal nos acariciaba, a la vez que proporcionaba luminosidad a los miles de matices de la vegetación circundante, fue un placer de alto valor añadido."


En fin, si los buscadores funcionan, cuando alguien busque Akerreta encontrará este comentario.






La verdad...


Bueno, bueno, vale..aunque suponia que todo el mundo ya se había dado cuenta. Las fotos no fueron hechas en Rajastan, sino en el parque de la Ciudadela, el día de la Merced. ¿A que dan el pego?